Seleccionar página

Actualidad

Seguro que te ha sucedido: estás de vacaciones de verano tan ricamente, en tu planificación previa por supuesto que buscaste el sitio para dormir, la distancia del viaje y las playas a visitar (o los monumentos principales), pero llega la hora de comer y no tienes ni idea de dónde hacerlo (porque así eres de previsor), o te guiaste por un anuncio de Google de un restaurante que viste oportunamente en tu página de resultados mientras buscabas la otra info. Así que entraste en el primer sitio que viste -o en el de san Google- y que te resultó atractivo… y terminas de mala hostia por lo mal que has comido y lo caro que te ha salido.

¿A que te ha pasado alguna vez?

A mí también 🙁

Resulta que hace unos días recibí una nota de prensa de Linkers, una consultora especializada en hostelería y restauración, en la que uno de sus socios fundadores, David Basilio, da algunos tips para que no te pase -o minimices la posibilidad- lo descrito arriba ahora que estás de vacaciones.

Como me pareció muy buena la idea para estas fechas decidí hacer un post. Y aquí me tienes, que no se diga que no te ayudo con tus vacas 🙂

restaurantes verano, restaurante vacaciones, verano playa, linkers

Opiniones online sí, pero con cautela.

A estas alturas casi todos consultamos primero las opiniones de los portales especializados cada vez que visitamos un sitio por primera vez, llámese restaurante, hotel, spa e incluso ciudades en general, PERO, hay que tener claro que leer unas pocas opiniones no puede ser el factor determinante en tu decisión. A veces los criterios que ves de algunos establecimientos son interesados, o para beneficiar o para perjudicar.

A mí me consta que hay empresas que se dedican a ofrecer paquetes de opiniones a los negocios para publicarlas en algunos de los grandes portales de referencia. Visto y leído con estos ojos.

El director de la consultora aconseja bucear en “busca de impresiones alternativas para contrastar y confiar, especialmente, en usuarios de relevancia en los websites de opiniones”. Por supuesto, la opinión de gente cercana siempre es un excelente recurso, pero hay que tomar en cuenta el momento en que ellos hicieron su visita puesto que puede ser también un factor influyente. Sentido común, vamos.

Yo, cuando busco referencias, suelo mirar unas diez, y si veo que en un portal hay pocas me voy a otro. En España Tripadvisor es el sitio web más popular, pero también están 11870 y Yelp, por ejemplo.

La ubicación del local define el ticket medio.

No es lo mismo comer en primera línea de playa si estás en la costa valenciana por ejemplo, que en una calle unas manzanas más allá; no es lo mismo comer en un restaurante en los Campos Elíseos que caminar hasta alguna pequeña vía de París y comer allí. Y como dice Basilio, no es que encarezcan los precios por placer, sino porque simplemente su alquiler será bastante más caro, “la comodidad de estar en la calle principal se paga, un factor que se debe tener en cuenta antes de sentarse a la mesa”. Otra vez sentido común. Lo que sí es cierto es que una cena mirando al mar bien vale la pena, ¿no?

La comida entra por la vista…

… Y ya sabemos que muchas veces la hamburguesa del anuncio en la tele no tiene nada que ver con lo que te entregarán después en la bandeja del restaurante -tu me entiendes-. Si estás cerca del lugar en el que quieres cenar esa noche está bien que te pases dando un paseo y mires los platos que llevan los camareros o las reacciones de los clientes, así puedes evitarte una sorpresa desagradable.

La especialización de la cocina mejora las posibilidades de éxito. 

Más sentido común. Ya que vas a una zona desconocida busca especialización, así tendrás más posibilidades de salir contento del restaurante. Si te apetece un asado ubica un lugar donde este sea el plato emblema, si quieres pasta vete a un sitio en el que sea la referencia.

“David Basilio estima que los turistas son proclives a buscar establecimientos de ‘todo un poco’, y es importante destacar que este tipo de locales – especialmente presentes en la costa española- difícilmente mantendrán la calidad en la totalidad de la carta cuando maneja diferentes estilos de cocina. “

Cocina local: una experiencia vacacional más.

Porque la gastronomía forma parte de la cultura de cada país, región y sociedad; conocemos parte de su forma de vivir a través de su comida. Por ello, así como investigamos sobre los lugares que queremos conocer cuando planificamos nuestro viaje, es importante dedicarle parte de ese tiempo a saber cuál es la gastronomía de la zona y probarla.

“La cocina local es la fortaleza de la mayoría de los establecimientos de las zonas turísticas, explica el director de Linkers. Además, este tipo de lugares suele reclutar como personal de apoyo cocineros y cocineras locales, por lo que la elaboración de platos tradicionales se refuerza y encontraremos algo muy valorado: producto fresco de proximidad”.

Conclusiones

Mi resumen es que, si estás las tres cuartas partes del día tirado en la arena cocinándote literalmente bajo el sol pensando seriamente en mover el brazo derecho para rascarte la pierna izquierda (esta es mi autodescripción cuando voy a la playa), o estás de turismo urbano y te tiras dos horas de reloj tomando el desayuno y pensando en las musarañas porque estás relajadísimo, no te cuesta nada dedicarte unos minutos con tu teléfono a buscar un poquito de información, si no traes la tarea hecha desde casa porque tu jefe te dio la tabarra hasta última hora.

Verás que vale la pena, tu sentido del gusto, tu estómago y tu bolsillo serán felices contigo.

¡Que tengas unas felicísimas vacaciones si te estás yendo o te vas en los próximos días, y no te olvides de compartir el post!

_________________________

Si te ha gustado lo que has leído ¡compártelo! solo es un click. Y si te gustan mis textos puedes suscribirte al blog, ¡me encantaría! tienes el botón en la barra derecha. ¡Saludos!

Laura Vivas

Periodista y escribidora. Ante todo buscadora. Especialista en creación y corrección de contenidos online e historias gastronómicas. Veo, huelo y como, luego escribo.

Pin It on Pinterest