Seleccionar página

Actualidad

¡Feliz 2016!!

Año nuevo, propósitos nuevos, ¿no?

Casi todos lo hacemos cada enero, yo aún estoy en proceso con mis propósitos personales, y como supongo que tú estás ahora lápiz y papel en mano con los tuyos, quiero aprovechar que está recién empezando el mes para sugerirte 4 objetivos de orden gastronómico para este año.

Son cuatro ideas sencillas y apetitosas que puedes llevar a cabo a lo largo del año y que tu estómago agradecerá. Yo los incluiré en mi lista…

1. Dale emociones positivas a tu estómago

¿Sabías que nuestro estómago tiene un cerebro propio?

No me lo estoy inventando. Hace poco escuché una entrevista que le hicieron al dr. Mario Alonso Puig, especialista en cirugía, aparato digestivo y en estudiar las emociones en el cuerpo humano; en ella explicaba que, además del cerebro que tenemos en la cabeza, hay otro en el corazón y un tercer cerebro en el tubo digestivo “que tiene unos cien millones de neuronas y que, como todo el mundo sabe, reacciona a cualquier estado emocional intenso”. Interesante ¿no?

propositos de año nuevo, 2016, propositos gastronomicos, gastronomia, foodies

Estómago triste (voxcorpore.com)

Nuestro estómago recibe toooooodas las emociones, y muchas veces los malestares gástricos que tenemos tienen que ver con la vida que llevamos, por eso este es el primer propósito que te sugiero: regálale emociones positivas a tu estómago, para tanta carrera de la que llevamos en nuestra vida cotidiana y respira más para coger pausa. A la par dale cosas ricas, alimentos que le gusten -y que te gusten-… Tu barriga te lo agradecerá, tu ánimo también.

2. Prueba por lo menos un sabor nuevo

Ya. Ya se que la comida de nuestras madres es la mejor porque para eso la comemos desde niños. Y que nuestros sabores son “lo más” porque cada grupo social suele decir que su gastronomía es la mejor del mundo mundial (lo escucho SIEMPRE en los dos países en los que suelo moverme).

Pero como aprendí hace un tiempo, viajar no es solo trasladarse geográficamente.

Es también conocer gente diferente a uno, leer historias, visitar lugares distintos en tu ciudad, probar sabores nuevos…

Puede ser ¡flipante! llevarte a la boca una fruta que nunca habías comido, una preparación extraña, un guiso diferente al que estás acostumbrado.

propositos de año nuevo, 2016, propositos gastronomicos, gastronomia, foodies

La comida te hace viajar (20minutos.es)

También puede pasar que no te guste.

Pero el riesgo no es muy grande. Y puedes ganar muchísimo con la experiencia.

Ve a un restaurante al que nunca habías ido, prueba una gastronomía exótica -entendiéndose por exótico algo completamente distinto a lo que acostumbras y no ponerle un añadido nuevo a la masa de las croquetas-, prueba esa verdura que viste en la tienda y que te dio tanta curiosidad. Puede llegar a encantarte.

3. Si tus posibilidades te lo permiten, date un capricho

Ya se que esta sugerencia no está al alcance de todos, pero igual la incluyo por si tienes la posibilidad en algún momento del año.

Tampoco tiene que ser un gusto demasiado caro, puedes simplemente entrar a esa tienda gourmet que tienes al lado de casa y comprarte un paquetito pequeño de esa burrata que dicen es impresionante y nunca puedes comer porque es costosa; o una botella de menor tamaño de ese aceite de oliva extravirgen que viene en una botella chulísima y que quieres probar porque una de tus aficiones es el pan con aceite y piensas guardarte el envase de adorno.

Y si tu cuenta bancaria está bien, visita un restaurante, pero no uno cualquiera, sino uno de los llamados de alta gastronomía, y no para presumir de lo que te gastaste en él, sino para vivir la experiencia de probar una cocina que tiene detrás todo un proceso de investigación que se extiende a todos los niveles, en donde cada detalle está cuidado al máximo desde que entras hasta que sales y donde tu paladar sí que vivirá un festín de sabores que deberás llevar con calma para disfrutar hasta el último matiz.

propositos de año nuevo, 2016, propositos gastronomicos, gastronomia, foodies

Plato menú degustación restaurante Coque

Vamos, que lo que te sugiero es que te pongas sibarita por una vez. Que darte un mimo de vez en cuando viene de perlas.

4. Disfruta lo que comes y bebes

Ya lo escribí antes: vivimos a la carrera.

Y con los smartphones ya no es solo que vivimos a la carrera, es que comemos con la pantalla del teléfono en marcha viendo vídeos, redes sociales, etc. Y no quiero dar sermones, yo también lo hago muchas veces.

Entonces no saboreamos. Engullimos más bien.

propositos de año nuevo, 2016, propositos gastronomicos, gastronomia, foodies

Por eso esta no es es una sugerencia para hacer una vez al año como la anterior. Es para tratar de cumplir el mayor número de veces posible. Comer y beber es parte de nuestro día a día, ¿por qué pasarlo de largo como si fuese un trámite engorroso?

Saborea mientras comes la ensalada que te preparaste rapidito esta mañana para llevarte al trabajo, o el pollo recalentado que hiciste ayer. Ya no es solo por tu sentido del gusto, que también, sino además para regalarle a tu cuerpo unos minutos de pausa mientras comes y poder ser consciente de lo que vives para disfrutar tu cotidianidad, que al fin y al cabo es lo que compone tu existencia.

Y así termino mi lista. Cuatro propósitos gastro para este año 2016, aunque creo que algunos de ellos se podrían aplicar a nuestra vida en general.

¡Que tengas una feliz semana!

_________________________

Si te ha gustado lo que has leído ¡compártelo! solo es un click. Y si te gustan mis textos puedes suscribirte al blog, ¡me encantaría! tienes el botón en la barra derecha. ¡Saludos!

Laura Vivas

Periodista y escribidora. Ante todo buscadora. Especialista en creación y corrección de contenidos online e historias gastronómicas. Veo, huelo y como, luego escribo.

Pin It on Pinterest