Seleccionar página

Gastrorredacción

Y continuamos con la guía para escribir los textos de la web o blog de tu restaurante. Por si no la viste, aquí tienes la primera parte.

Gracias a todos los que me leísteis y me habéis dado su opinión, estos textos implican una inversión de tiempo y esfuerzo, y saber que ha gustado tu trabajo produce mucha satisfacción :).

Seguimos…

5.- Comienza por la parte activa

Este punto lo puedes aplicar con más frecuencia en los posts del blog, pero yo lo he hecho también a la hora de redactar textos para web.

Y no lo aprendí en talleres de marketing online, sino en un curso que hice el año pasado sobre relato breve con un gran escritor y especialista en el tema, Eloy Tizón.

Pero ya sabes que, a veces, cuando extrapolamos aprendizajes, se pueden obtener resultados muy interesantes. Eso sí lo aprendí en marketing.

Te pongo un ejemplo para explicarme mejor: en múltiples ocasiones queremos explicar un tema con todo sus detalles para hacernos entender, contamos:

Nuestro chef, Fulanito de tal, tiene una larga trayectoria en los fogones, ha trabajado en restaurantes de renombre como XXX y XXXX, y como siempre está buscando la evolución en su quehacer como cocinero, ha aprendido de los mejores realizando prácticas con XXXXX y XXXXX.

El más reciente de esos stages fue en XXXXX, el restaurante de XX estrellas Michelín que….

Por eso, y para celebrar con todos sus clientes el conocimiento adquirido en este tiempo, ha elaborado un menú degustación compuesto por X pasos….

La historia está bien, pero ten en cuenta un detalle, en internet las personas vamos leyendo a toda velocidad.

¿Qué pasa? Que si no captas su atención desde el principio le echará un vistazo a los 2-3 primeros párrafos y se largará a otro sitio; ¿cómo evitamos esto? No expliques tanto -o hazlo más abajo- y comienza con la parte de la historia más activa, donde comienza a desarrollarse la acción.

Esto es una técnica literaria llamada inmedia-res y consiste en eso, en comenzar la historia en plena acción.

Cambiamos el texto que me inventé arriba:

Queremos celebrar contigo. Nuestro chef, Fulanito de tal, en los últimos meses ha dado un paso más en su evolución como cocinero realizando un stage en el restaurante XXX, del chef XXX 3 estrellas Michelín. Ello ha supuesto nuevos conocimientos en técnicas culinarias que ahora ha aplicado en nuestro restaurante.

Por eso, a partir del día XX te ofreceremos el Menú XXX, una serie de X pasos en los que tus sentidos podrán saborear todo lo que Fulanito aprendió a hacer con unos de los mejores chefs de España…

¿Notas la diferencia? El segundo ejemplo te está haciendo partícipe a ti, lector y posible cliente, desde el principio. Pero si quieres contar el inicio de la historia (o sea, lo que habías escrito inicialmente como comienzo) puedes hacerlo en párrafos inferiores… O no contarlo porque sobra, eso lo decides tú.

Otro buen ejemplo de comenzar por la parte activa es este:

como escribir bien, como hacer un blog, copywriting, redaccion de textos, restaurantes, restaurante triciclo, inmedia res, eloy tizon

Texto de presentación de Triciclo (si pinchas verás la web)

Ellos no cuentan toda la historia de cómo surgió la idea del restaurante, comenzaron por lo que querían lograr con el proyecto.

Esto también tiene que ver con lo de arrancar por el beneficio que expliqué en el punto 2. Iniciar el texto con la ventaja que el lector obtendrá con lo que le ofreces es una forma de empezar por la parte activa del texto.

La cuestión es que se quede en tu sitio leyendo.

6.- Cumple siempre lo que prometes

Aquí vuelvo a citar a Maider Tornasena porque de su blog extraje la idea.

Ya sabemos que quieres vender, que para eso montaste el negocio ¿no? Yo también quiero vender y tener miles de clientes como redactora… Pero no anuncies en tus textos lo que no puedas cumplir.

No digas que tu restaurante es un local familiar donde los niños pueden correr a sus anchas en un jardín cuando solo dispondrán de un cuadro de 2 x 2 porque todo lo demás lo tienes lleno de mesas para meter a la mayor cantidad de gente posible.

No digas que SOLO ofreces pescado fresco  y se nota a leguas que es congelado.

No ofrezcas la mejor carne de kobe a 10 euros el kilo. Sí, funcionará con un tipo de público, pero terminará notándose que no es tal producto.

Etcétera, etcétera…

Tampoco exageres con los términos en tus textos y te conviertas en el típico vendedor casposo: vivirás una experiencia única, nuestro producto es el mejor del mercado.

como escribir bien, como hacer un blog, copywriting, redaccion de textos, restaurantes, burger king

Cartel sobre Burger King

Conoce bien cuáles son los puntos fuertes que tienes en tu casa y ofrécelo como ventaja competitiva en tu web y blog.

7.- Escribe con frases cortas y usando títulos

No se si lo habrás notado, pero la forma de redactar en internet es diferente.

Y es diferente por algo que ya mencioné, estamos saturados de información y vamos muy rápido en la Red.

Entonces lo que hacemos muchísimas veces es escanear los textos, esto es, no lo leemos enteros sino que miramos los primeros párrafos y el final, o el comienzo de cada punto, o vamos pillando las ideas principales de cada párrafo. Lo has hecho ¿verdad?

Entonces hay que ponérselo fácil a tu lector. Y acuérdate de esto: en internet siempre hay que ponérselo lo más fácil posible a tu lector, si lo haces difícil se va para otro lugar.

Y una forma de lograr que te lea es escribir frases cortas para explicar tus ideas. Resulta menos pesado a la vista y más fácil de digerir la información a la cabeza:

como escribir bien, como hacer un blog, copywriting, redaccion de textos, restaurantes, lola market, comida a domicilio

Textos en la web de Lola Market (si pinchas verás la web)

Lo de los títulos intermedios tiene el mismo propósito, será más fácil de leer el texto si va desglosado por puntos, pero también por una cuestión de SEO.

Ya sabes que el SEO es lo que permitirá que tu web y/o blog se posicione mejor en los resultados de las búsquedas que se hacen en internet cuando requieran información relacionada con tu sector. Y en España el buscador que manda es Google.

Yo confieso que no soy experta en el tema, pero se que emplear títulos en tu blog le facilita -de nuevo el término- la tarea al robot de Google a la hora de seleccionar la información que ofrece en sus resultados.

Por lo tanto es preciso que lo emplees, tiene doble ventaja.

8.- Lee tu texto en voz alta

Esto es un truco que yo empleo y mucha gente lo hace, aunque es una elección personal.

Su objetivo es captar fallos en lo que acabas de escribir como cacofonías en las frases o que no se haga pesado el texto al leerlo.

A mí me sirve de mucho leer la redacción que he hecho en voz alta. Muchas veces al hacerlo me doy cuenta de que estoy repitiendo palabras como adjetivos en un párrafo corto, o que he escrito una frase que suena un poco rara o enrevesada y no se entiende fácilmente. Te recomiendo hacerlo.

9.- Deja reposar el texto un rato

Igual que el punto anterior, este truco te puede servir o no, para mí es básico.

De hecho, lo hago con este blog. Yo suelo escribir los jueves, al terminar leo en voz alta, corrijo y luego lo dejo ahí, hasta el lunes que lo vuelvo a leer varias veces para terminar y publicar.

¿La razón? De tanto ver y leer lo que escribes pierdes la perspectiva y no captas posibles fallos de sintaxis o incluso ortográficos. Entonces conviene olvidarte durante un rato del texto y después retomarlo, tu cabeza estará fresca y será más fácil captar detalles.

Y así concluyo. Ya tienes completa tu guía para escribir los textos de la web o blog de tu restaurante, la he realizado con mucho cariño y con toda la ilusión del mundo para que te sirva tanto como a mí. Me encantará conocer tu opinión.

¡Feliz semana!

_________________________

Si te ha gustado lo que has leído ¡compártelo! Solo es un click, anda.

Y si te gustan mis textos puedes suscribirte al blog, ¡me encantaría!, tienes el botón en la barra derecha. ¡Saludos!

 

Laura Vivas

Periodista y escribidora. Ante todo buscadora. Especialista en creación y corrección de contenidos online e historias gastronómicas. Veo, huelo y como, luego escribo.

Pin It on Pinterest