Seleccionar página

Nota: no sé cómo hago pero siempre me enrollo como las persianas escribiendo y me quedan los posts larguísimos. Aunque es un post muy útil, puedes ir mirando por puntos las sugerencias que te hago 😉

 

Si sigues este blog ya sabes que me gusta la fotografía.

En plan aficionada, con el teléfono. Pero soy de las que va viendo fotos a su paso mientras recorro lugares o me siento a una mesa.

Por eso mi perfil de Instagram lo uso para publicar esas historias fotográficas que encuentro, no solo de gastronomía. Y sé que no soy la única.

Instagram ha hecho que todos queramos inmortalizar nuestros momentos con imágenes. Y si hablamos de comida, el movimiento foodie con sus hashtags #foodpon y #healthyfoodporn genera que compartamos lo que comemos. Y es ahí adonde quiero llegar.

Porque no hace falta ser un experto en fotografía para hacer cosas bonitas. Y ya que vas a publicar, que sea algo atractivo.

Da igual si eres un perfil personal o un perfil de negocio hostelero.

Por eso quiero darte algunas sugerencias para tus fotos en Instagram. [email protected]

 

Cómo mejorar tus fotos gastronómicas en Instagram

 

¡Sí! A anotar

 

1.-La luz

No es la primera vez que te digo esto en el blog.

La luz siempre será mejor si es natural.

Es la que da mejores resultados cuando miras lo que has hecho. Con la que se ven los matices, las texturas, los colores justos, etc.

 

foto espaguetis con luz natural

Espaguetis con luz natural

 

Peeeeero, sabemos que muchos restaurantes se inclinan más bien por la luz tenue en su espacio, por aquello del ambiente acogedor.

Y sí, es cierto, a mí también me gusta la iluminación bajita y romántica, pero a la hora de sacar la foto del plato que te vas a zampar te hacen la faena, ¿a que sí?

Entonces te toca editar.

Ya sea si lo haces en la misma app de Instagram o editas primero con otra herramienta en tu teléfono, aplica lo que corresponda: un poco de brillo, toque de luz, menos sombra, un pelín de contraste o menos calidez.

foto plato sin editar

Foto de un plato sin editar

 

foto plato editada cinco sentidos

Foto editada, restaurante Cinco Sentidos

 

A mí me gusta mucho la función Ambiente en Snapssed porque le da luz a todo el cuadro, pero sin abusar, porque también le aplica un tono cálido. Si la foto te ha quedado amarilla, ni hablar de usarla.

Y de la saturación olvídate, solo un poquito si ves que la necesitas. Pero en las fotos de comida lo suyo es que se vea lo más real posible.

 

2.- No filtros

 

Tiene relación con el punto anterior y por eso lo pongo de segundo.

Es verdad que Instagram tiene unos cuantos filtros chulos, pero ¿sabes qué?, el último informe de Metricool sobre uso de las redes sociales en España dice que las fotos sin filtros generan más interacciones.

Y yo te digo otra cosa: las fotos de comida, como dije arriba, mientras más naturales, mejor.

Es comida. Y cada uno tiene una percepción predeterminada en su cabeza de los colores y tonos de los alimentos. De eso también te hablé en un post.

En todo caso, el Clarendon, el Juno y el Lark (los filtros más usados según este informe) aplícalos en otro tipo de fotos.

 

3.- Los planos

La regla de los 3 tercios

 

Comienzo con un plano básico: la regla de los tres tercios.

Se me había olvidado el concepto, pero lo recordé hace poco en un curso que hice sobre vídeo con smartphones.

Quizás tengas activada la función en tu teléfono o lo hayas visto en otro. Tu imagen, cuando vas a fotografiar, aparece rayada por dos líneas horizontales y dos verticales formando un juego de 3 en raya.

 

La regla de los 3 tercios

La regla de los 3 tercios. IMagen: Silvia Illescas

 

La regla de los tres tercios se refiere a la distribución que haces de los elementos en la imagen para llevar la atención a lo que quieres destacar. Dice que ese elemento de atención debe estar siempre en uno de los puntos de cruce de las líneas.

De esta manera el ojo enfocará su atención en el punto fuerte. En este post de dónde saqué las imágenes te lo explican muy bien.

 

la regla de los 3 tercios

Imagen: Silvia Illescas

 

A partir de ahora no querrás poner de nuevo tu elemento principal en el centro de la foto (aunque hay excepciones), verás que es mucho más bonito con esta regla 🙂

 

Plano de detalle

 

En comida este puede ser un recurso muy bueno.

Porque a veces, el chiste de lo que te vas a comer no es su apariencia general sino la textura, o lo que ofrece cuando lo cortas,o las gotitas que exuda.

 

croqueta abierta de pasapan

Plano de detalle, croqueta del restaurante Pasapán

 

Entonces hay que acercar y fotografiar un detalle de la foto, el resultado puede ser muuucho más apetitoso.

Cuando hagas esto, recuerda pisar la pantalla en el punto que quieres enfocar para que quede nítido; si no me equivoco ahora todos los smartphones tienen esa función.

 

detalle de pizza de fellina

Plano de detalle. pizza en Fellina restaurante

 

Ojo, hay teléfonos, como el mío, que si acercas demasiado la pantalla se desenfoca y no hay manera. Yo lo que hago es que me alejo un pelín, toco la pantalla para que enfoque en el punto y luego recorto.

En estos casos, un recurso chulo es que uses la función de desenfoque de Instagram, así le darás aún más atención a ese bocado.

 

Plano cenital y flatlay

 

Estarás pensando, ya empezamos con los palabros… ¿qué quieres que te diga (icono de encogimiento de hombros de whatsapp).

El pano cenital existe desde siempre pero Instagram se ha encargado de ponerlo muuuuy de moda.

Se refiere al enfoque que haces cuando colocas la cámara justo arriba de lo que quieres fotografiar, completamente perpendicular al objeto fotografiado.

¿A que ya sabes de lo que te estoy hablando?

Flatlay por su parte, son estas fotos cenitales compuestas por diversos elementos ocupando el cuadro de la imagen para explicar un contexto.

flatlay te de cafe te arte

Flatlay té de Café Té Arte

 

flatlay mesa fellina

Flatlay, mesa de Fellina restaurante

 

No sé si el concepto se inventó con Instagram (si sabes el origen, cuéntame), pero es el enfoque más usado después de los selfies. De hecho, hay una cuenta muy chula llamada @flatlays que comparte las imágenes más bonitas etiquetadas con este hashtag.

 

4.- Hashtag

 

Ya te los mencioné antes pero ahora llega su apartado especial.

Los hashtag o etiquetas son esas palabras o frases juntas precedidas por el símbolo #.

Tanto en Instagram como en el resto de redes sociales funcionan como buscadores, si pinchas encima de la palabra te saldrán las imágenes (en el caso de IG) que se han publicado con esta etiqueta.

De ahí su importancia.

A todos nos gusta mirar de vez en cuando (o a diario dependiendo de la adicción al teléfono) lo que se publica, y cuando buscamos fotos nuevas además de las de los perfiles que seguimos, nos guiamos por los hashtags. Por eso importante ponerle a tus publicaciones etiquetas que estén relacionadas con lo que publicas.

Ojo, he visto alguna vez perfiles que en el texto de sus fotos ponen una frase con cada palabra convertida en hashtag

#desayunando #en #mi #casa…. ¡Noooooooooo!

La gente no suele buscar las etiquetas #en, #mi, #de, etc. Se trata de que relacionen tu imagen con lo que tu quieres proyectar, además, de emplear etiquetas que tengan mucha difusión.

Instagram facilita esto: cuando empiezas a escribir el hashtag la red te da el número de publicaciones hechas con esa etiqueta, así que te puedes ir guiando.

Por ejemplo, si eres un restaurante de Madrid en el barrio Chamberí y vas a publicar una foto de un plato de la carta, yo usaría los hashtags #madrid, #chamberí, #plato, #cocina, #restaurantesmadrid, #restauranteschamberi, por supuesto #food #foodporn, y miraría otros hashtags que te pueden salir en el listado de los más usados cuando los escribas y que están relacionados: #madridfood, #madridmola, etc.

 

5.- Prueba, juega… decide

 

Con esto termino.

Si quieres hacer fotos bonitas no pretendas que te salgan siempre a la primera. Haz varias de cada punto a fotografiar, juega con los ángulos, con la cercanía, mira y vuelve a probar. Y luego selecciona la que más te guste para editarla y subirla.

Ya sé que supone un trabajo adicional, pero es rápido, y si has hecho la foto con luz natural probablemente no necesite nada o casi nada de retoque.

Verás que la parrilla de fotos de tu perfil de Instagram mejora.

 

 

mejorar las fotos en Instagram

Hasta Clint Eastwood quedó contento con el post

Laura Vivas

Periodista y escribidora. Ante todo buscadora. Especialista en creación y corrección de contenidos online e historias gastronómicas. Veo, huelo y como, luego escribo.

Latest posts by Laura Vivas (see all)

Pin It on Pinterest